jueves, 25 de junio de 2009

El origen de las especies. Capítulo VIII. Instinto.

LOS INSTINTOS SON COMPARABLES CON LOS HÁBITOS, PERO SE DIFERENCIAN DE ESTOS POR EL ORIGEN.

Todos admitirán que para el bienestar de cada especie en sus condiciones actuales de vida, los instintos son tan importantes como las estructuras corpóreas. En condiciones cambiadas de vida es posible que sean ventajosas a una especie algunas ligeras modificaciones de instintos; y si puede demostrarse que estos varían, por poco que sea, no vemos dificultad en admitir que la selección natural conserva y acumula las variaciones de instintos en cualquier medida que sea ventajosa. Creemos firmemente que así se han originado todos los instintos más complejos y asombrosos que conocemos. Al igual que nacen y se aumentan por el uso o el hábito las modificaciones en la estructura corpórea, y se disminuyen o pierden por el desuso, debe haber sucedido con los instintos.

Los cambios de instintos pueden muchas veces facilitarse cuando la misma especie posee diferencias en los diversos períodos de la vida, o en las diversas estaciones del año, o cuando sus individuos atraviesan diferentes circunstancias, en cuyo caso puede la selección natural conservar el uno o el otro instinto.

CAMBIOS HEREDITARIOS DE HÁBITOS O DE INSTINTOS EN LOS ANIMALES DOMÉSTICOS.

Los instintos domésticos, que así podremos llamarlos, son ciertamente mucho menos fijos que los naturales; pero en ellos ha obrado una selección mucho menos rigurosa y han sido transmitidos por un período de tiempo incomparablemente más corto y en condiciones de vida menos estables.

Ley general que lleva a la mejora de todos los seres orgánicos, a saber: la de multiplicar, variar, dejar vivir al más fuerte y dejar morir al más débil.

Darwin y La Teoria de la Evolucion. 1/5



Darwin y La Teoria de la Evolucion. 2/5




No hay comentarios: